dilluns, 14 de febrer de 2011

Y la cultura salvó al papel

Algo está cambiando en la prensa italiana. Los diarios digitales están perdiendo su hegemonía. Durante los últimos cuatro meses de 2010, los grandes diarios impresos italianos incrementaron de forma significativa su número de lectores. Según datos de la empresa medidora de audiencias, Audipress, los lectores de periódicos de calidad como La Stampa y el Corriere della Sera, crecieron en un 9,7% y un 9%, respectivamente. Por su parte, el crecimiento de lectores del rotativo romano La Repubblica sólo fue del 0,6%, aunque sigue siendo el más leído entre los periódicos de información general -casi 3,3 millones de personas-.

Ante este auge de los lectores de diarios italianos de información general, los periódicos de opinión como L'Unità -del Partido Comunista italiano- o Avvenire -el diario de los obispos-, han experimentado un descenso en el número de lectores, sobre todo en el norte del país. Pero, ¿por qué esta caída de los diarios digitales y de los rotativos de opinión? Según el director de Audipress, Dino Bichisau, los lectores de la prensa italiana buscan otro tipo de contenidos que además sean de calidad, dejando en un segundo plano el soporte en el que lo puedan leer.

Las noticias puras y duras ya no despiertan el interés de los italianos. Ahora quieren leer temas relacionados con asuntos históricos, informaciones sobre la Edad Media, filosofía o salud. Ya era hora de que la prensa escrita centrara su esfuerzos en competir por la calidad, diversidad y originalidad de sus contenidos. Esperemos que este fenómeno, que curiosamente ha empezado en Italia, llegue y se quede también en nuestro país. No sólo para seguir leyendo mientras nos manchamos de tinta los dedos, sino también para cultivar nuestras inquietudes.

Etiquetes de comentaris: , , , , , , , ,

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Subscriure's a Comentaris del missatge [Atom]

<< Pàgina d'inici